Manifesto Little Buddha Brand Design Agency

Hacemos levitar las marcas.

No es magia, es marketing.
No buscamos ningún premio de diseño. Queremos hacer crecer tu marca, conseguir que tu identidad corporativa refleje lo que eres. No es que sólo seamos business oriented, sino que somos business believers.

Little Buddha Brand Design Agency nace con la voluntad de crear una agencia que realmente tenga un sincero deseo de desarrollar las marcas de sus clientes y obtener resultados (y no de lucir premios en Cannes). Como dice su fundador Bertrand Massanes: “ Vengo  del mundo del marketing de gran consumo y siempre sentí la necesidad de contar con una agencia que entendiera el brief y buscara cumplir con los mismos objetivos que su cliente”. Ahora esa agencia ya existe.

Buscamos equilibrio.

La mezcla perfecta de creatividad y estrategia: 200% de ambas. Aplicamos un análisis específico y una estrategia para cada proyecto, en cada país, para cada target. El diseño nace de la base estratégica. Así es como conseguimos que cada marca tenga éxito.

Somos tu tercer ojo.

Hemos estado en tu lugar.
Vemos más allá del brief porque hemos formado parte de departamentos de marketing y estrategia como cliente. Y todo es más fácil desde fuera.

Ponemos orden a la complejidad.

Le facilitamos la vida al shopper.
Creando design grids intuitivos que facilitan la navegación entre gamas en el punto de venta, Manuales Corporativos de Marca que aseguran que todos y cada uno de los elementos reflejen los valores de la compañía.

No tenemos personalidad.

Servimos a tu marca.
Algunas agencias usan tu marca para mostrar su estilo o conseguir premios. Nosotros aplicamos nuestro talento y metodología para reforzar tu marca o construir una identidad corporativa que transmita quien eres tú, no quienes somos nosotros.

Alineamos los chakras de tu marca.

No te asustes, sólo estamos hablando de coherencia.
Marca, posicionamiento, forma, color, icono, unicidad y eye catching. Los elementos que conforman el alma de la marca, o “chakras”, tienen que ser totalmente coherentes entre sí. Y estamos aquí justamente para eso.

“La mejor estrategia puede morir en la táctica”.

Con una producción impecable es como terminamos cada proyecto. Cuando comenzamos un proyecto, seguimos cada detalle para asegurarnos que todo este producido sin fallos. Incluso entonces, seguimos echándole un ojo.