Tendencias de diseño para 2018

Una agencia de diseño siempre ha sido considerada un espacio mágico donde furiosamente unos genios creativos (los magos de nuestros tiempos) tienen la misión de reinventar el presente y pronosticar el futuro. Pase lo que pase, como creativo de agencia de diseño, debes mirar siempre por delante de la curva, ser extremadamente reactivo a los estilos que marcan tendencias o, aún mejor, ser proactivo y tratar de llevar más allá los límites de las innovaciones cada día. Importante: en 2018 no puedes bajo ninguna circunstancia quedarte atrás como un fantasma del pasado en esta carrera de cara al futuro.

¿O sí?

Nosotros, como varios otros jugadores experimentados en la industria del diseño, pasamos cada año convencidos de que nuestro trabajo como agencias de diseño tiene más que ver con conseguir ser influenciados por el pasado más que tratar de descifrar lo que una bola de cristal imaginaria nos puede decir sobre diseño. Una forma simple de probar esto es mirar alrededor. Muchos objetos, muebles, arte o productos que ves en tu rango visual puede ser vinculado a influencias del pasado, con líneas retro o diseños vintage, forjados en la pura nostalgia o naturalmente influenciados por otras eras cuando las cosas solían ser más simples.

Un dicho español muy famoso quizá nos da la razón de por qué diseños pasados son constantemente reciclados: “mejor malo conocido que bueno por conocer”. Esto traído al mundo del diseño, significa que no deberíamos temer a mirar atrás y asimilar lo que se ha hecho en años pasados y solo buscar ciegamente la próxima “gran cosa”. Confiar en estilos y técnicas gráficas que han estado trending en el pasado podría ser mucho más relevante.

Y este es el punto que queremos mostrar hoy: el rol de una agencia de diseño en 2018, a través de la ejecución de sus proyectos, es también de curación más allá de la creación. Sin malinterpretar: no creemos que el proceso de diseño tiene que bajar de nivel a favor de una reposición constante de características pasadas, pero debería ser entrelazada con un análisis cuidadoso del trabajo de nuestros predecesores (sea de hace un mes o tres décadas) para fusionar este input cronológico total o parcialmente, al diseño finalizado es un rasgo clave de todas las principales agencias de diseño. De hecho, tómate tu tiempo para estudiar el pasado, así es como reciclas el diseño y mezclas lo mejor de ayer con tus musas de hoy.

Verás algunos ejemplos de estilos olvidados que harán su comeback en 2018:

Experimentos: 

Imágenes glitchy y degradadas, gráficas “arruinadas” y los efectos de color channel se quedarán durante 2018. 

 

Doblemente:

Durante 2018 veremos un incremento de los diseños de doble exposición, que resaltarán de otras técnicas. Exposición doble con duotono y doble luz, un híbrido entre la doble exposición y el duotono, nos fascinará. La tendencia ha estado presente ya hace un tiempo, en la forma del duotono normal, estilo que irá despidiéndose poco a poco. 

 

 


Espacio negativo: 

La interacción entre tipografía y elementos de composición serán muy vistos en 2018, mayormente cuando los elementos vienen del fondo y se mezclan con el frente, recordándonos a Escher en muchos ejemplos. 

 

Ilustraciones: 

Es muy difícil decir que la ilustración va a dejar de estar de moda, ya que agrega significado, imaginación y talento a cada diseño. En 2018, las ilustraciones serán vistas en combinación con otros estilos gráficos como el espacio negativo, estructuras 3D, la tendencia de los “dobles” y otras técnicas. 

Una de las técnicas más interesantes es combinar imágenes con dibujos, ya que le da un look edgy a la imagen. Además de esta tendencia, también quiero resaltar la técnica del papercut. Inspirado por la técnica del papercut en sí, le da textura y profundidad a los diseños. 

Sobre la tipografía: 

La tipografía va a ser muy imaginativa este año, aunque esto no sea ningún dato nuevo. La tipografía ha ido evolucionando de los estilos clásicos a experimentos nuevos y creativos con formas, luces, espacios negativos, elementos reales, cortes y otras técnicas como el modelado 3D.

 

Más allá de guiar a través de los “sí” y “no” de los visuales, gráficas customizadas y diseños, la idea clave es que “lo genérico es lo único que no quieres ser en 2018” y la necesidad de adoptar elementos auténticos es una meta para 2018.

 

«2018 será un año de modernizar las tendencias de diseño gráfico del pasado y diverger del flat design de los últimos años. El minimalismo y la simplificación se mantendrán pero veremos volver a algunos viejos conocidos a la luz«

 

Tendencias de Packaging para 2018

Tendencia #2: Conozca a su principal público objetivo

Los diseñadores de productos y embalajes están adentrándose en una era en la que deberán atender a dos grupos de consumidores, a saber: los supervivientes y los seleccionadores. Los supervivientes representan las franjas de la población que luchan para llegar a fin de mes (estudiantes, mileuristas, jubilados,…) y para quienes el valor añadido percibido de un producto resulta clave en el proceso de compra. Para ellos, debe prestarse especial atención a los costes, la sencillez y la funcionalidad.

En el otro extremo del abanico, los seleccionadores constituyen los más adinerados entre nosotros. No les preocupa tanto gastar dinero y realizar sus compras basándose únicamente en la calidad, la exclusividad y la superioridad.

Asegúrese de conocer a su público objetivo y comprender a qué grupo se dirige en la etapa inicial de cada uno de sus proyectos de diseño.

Tendencia #3: Personalización y comercio electrónico

La penetración de los negocios en línea ha alcanzado cotas máximas y seguirá creciendo en 2018. En este sentido, las expectativas de los consumidores digitales con respecto a sus pedidos en línea también se han incrementado, mientras que el embalaje se está convirtiendo en un factor clave en la experiencia de compra en línea. De hecho, los consumidores digitales reciben sus pedidos en línea con tantas expectativas hoy en día que el acto de desembalar un nuevo producto recién salido del horno ha adquirido tintes de culto. Por tanto, como diseñadores de packaging en 2018 no podremos defraudar a la hora de proporcionar la mejor experiencia de consumo posible. Deben facilitarse impresiones digitales personalizables para cada pedido. De hecho, añadir un mensaje o logotipo personalizado al embalaje ayuda a establecer relaciones más sólidas con los clientes, a la vez que se mejora la experiencia general con la marca.

Tendencia #4: Paleta visual renovada

Es una labor increíblemente difícil predecir en qué consistirá el día de mañana, pero al observar los recientes movimientos de la industria y las recientes reacciones de los clientes, nos sentimos bastante seguros acerca de algunas tendencias visuales que predominarán en el nuevo año. A continuación, encontrará algunas palabras clave, cada una de las cuales estará vinculada a una inspiración visual, que prevalecerá en el mercado de 2018:

Simplicidad/ Minimalismo

Dominar el tono minimalista será uno de sus principales cometidos para este año. La sencillez clásica tiene una doble ventaja: es visualmente muy atractiva, aunque también es una forma de fusionar los dos grupos de consumidores que figuran en la segunda tendencia en torno a un único producto


– Doodles

Los doodles (garabatos) son la forma moderna de crear emoción hoy en día, mientras que todas las franjas de edad parecen haberlos adoptado como un estilo visual aceptado. ¡Póngase al día con estos divertidos gráficos y habilidades tipográficas!

 

– Énfasis en los encabezados

Consiga que un concepto llame la atención de su público mediante una tipología de packaging audaz y/o al utilizar los códigos visuales de «carteles de cine» más populares.


– Pastel

Los tonos pastel nunca desaparecen realmente del conjunto de diseño de packaging, pero hay temporadas en las que realmente uno siente que el abanico de colores suaves se torna una fuerza dominante. 2018 será uno de esos casos.

Follow us through 2018 for regular trend updates!