Principales tendencias en identidad corporativa que hemos visto en 2019

Hace unos meses la principal marca del grupo Inditex, Zara, renovó su logotipo. Tras décadas de un estilo depurado y de formas sencillas, el nuevo logotipo se sofisticaba. Con la nueva tipografía romana de letras superpuestas se pretendía impactar al sector y al público, pero especialmente se buscaba transmitir el cambio de dirección del buque insignia de la moda low cost. Uso del color (especialmente en su plataforma web), nuevos cromatismos… El nuevo logotipo, creado en el estudio neoyorkino de Fabien Baron, apostaba por una imagen corporativa más elaborada, compacta y cercana a las principales cabeceras del fashion business, que a la pureza del diseño creativo del francés. Tal vez, esas cuatro letras del gigante de la moda puedan parecer la anti-tendencia actual en imagen corporativa, pero aún es más probable que sea la gran estrategia visual para diferenciarse de la competencia sectorial por la vía del diseño. Y esa, siempre será la gran tendencia corporativa.

 

Ante este escenario, podríamos decir que las tendencias corporativas que estamos viendo en 2019 son de gran utilidad para transmitir, más que nunca, si nuestra marca (o la marca de nuestro logotipo) es una marca vanguardista, tradicional o en adaptación a la vanguardia.

 

  1. Viva el Pantone…

Color, color y más color. Tras años de colores neutro y pastel, los diseñadores del mundo parecen haberse puesto de acuerdo en ofrecernos un estallido de color. ¿Hay algo más llamativo y sencillo para diferenciarse de la competencia que el uso de colores vibrantes en nuestro logotipo? Efectivamente, el uso de distintas combinaciones de colores en un mismo logotipo.

Hasta en 371 estilos reinterpretó Apple su logotipo para su última keynote. El estallido de color era la nota común en cada una de las versiones.

Apple logo trends 2019

  1. … pero de manera minimalista

Cuando pensamos en minimalismo pensamos en blanco, negro, gris… Sí, nos vamos al minimalismo de los 90. Pero en 2019 el minimalismo es azul, amarillo, rojo… Este neo-minimalismo se sirve del uso de color y la tipografía para transmitir toda la esencia de marca sin más ornamentos en la composición gráfica.

La maison Saint Laurent renovaba su icónico logotipo de letras enlazadas por una nueva imagen, claro reflejo de la pureza estética que representaba la llegada de Anthony Vaccarello como nuevo diseñador de la casa.   

 

 

  1. Amar la negrita por encima de todas las cosas.

Posiblemente por influencia de las redes sociales (la tipografía bold permite una lectura fácil en los distintos dispositivos móviles) estamos en el momento de la negrita. Por su fuerza y personalidad no es difícil ver negritas como elemento central de una composición gráfica.

Empezábamos el artículo hablando de él, y aquí tenemos el nuevo logotipo de Zara (con su negrita).

  1. Seamos (un poco) negativos.

Recurrir al espacio vacío puede ser una estrategia genial para transmitir mensajes ambivalentes en nuestra imagen corporativa. Esta especie de “espacio negativo proactivo” nos permite ganar en dinamismo en el diseño de nuestro logotipo.

¿Vislumbráis cómo de crujientes estan estas palomitas? Pues es gracias a la capacidad de transmisión de mensajes del espacio negativo.

  1. Imágenes en 3D…

Dentro de las tendencias corporativas para 2019, la tecnología tenía que aparecer en los entornos más digitales y lo hace en 3D. Su uso en tipografías y logotipos transmite innovación y personalidad, y sin el uso de ningún recurso gráfico adicional.

 

 

  1. (vs.) Ilustraciones dibujadas a mano

En medio de la tendencia por la “nostalgia” que parece imperar en el mundo del diseño en sus diferentes ámbitos y manifestaciones, las ilustraciones dibujadas a mano son un elemento de gran valor cuando se busca transmitir un diseño y enfoque retro.

 

 

En paralelo, todo enfoque retro y vintage en una identidad corporativa, encuentra su mejor representación en el logotipo y en su correspondiente packaging (en el que caso de que lo hubiere). Colores neutro y de tonos empolvados, tipografía simulando el lettering manual y texturas de aspecto envejecido constituyen elementos clave para transmitir el punto justo de “nostalgia” en nuestra imagen corporativa. No obstante, trataremos estos aspectos más relacionados con el packaging en futuros artículos.

 

Ante el escenario analizado, podríamos afirmar que las tendencias de marca de 2019 cubren un amplio espectro de estrategias y herramientas con las que cubrir nuestra identidad corporativa. Explosión de color vs. uso del espacio negativo; recursos 3D vs. declinación vintage. ¿Hacia dónde decantar la balanza creativa?

 

Podríamos decir que la mejor estrategia pasa por encontrar nuestro best point e ir incorporando pequeñas actualizaciones que manifiesten la reinvención de nuestra marca con el paso del tiempo y evidentemente, a través de las modas y las tendencias. Los clientes tienden a establecer asociaciones entre el logotipo (visual) y la marca. Así, sutiles y sencillos cambios (aparentemente) refuerzan y fidelizan esta asociación y reconocimiento de marca, mientras nos mantiene como una marca al día y actualizada en el momento presente.

 

Una buena marca y su representación visual en 2019 debería reunir un amalgama de elementos perfectamente alineados, incorporados y construidos. Solo así es posible la creación de una identidad corporativa única y representativa. Al fin y al cabo se trata de mostrar y transmitir aquello que nos hace únicos y nos diferencia frente al resto.

 

Empezábamos diciendo que la nueva creación de Baron, de letras superpuestas, un tanto alejada su tradicional pureza visual, podría tratarse de la anti-tendencia creativa de 2019. Tal vez en esas cuatro letras de tipografía bold las encontremos todas. Y nosotros las conocemos para incorporarlas en tu logotipo.

4 de septiembre de 2019 | Identidad Corporativa, Trends
2020 A view of the future from c-level by Little Buddha ES

Tweets recientes:

Síguenos en Facebook: