Los 3 peores desastres de la historia del Naming

Qué es un nombre y cómo puede afectar a tu branding?

Elegir un nombre para tu negocio es uno de los aspectos más importantes para tu start-up. Pero ¿qué debes tener en cuenta para elegir un nombre? Tiene que ser lógico, fácil de recordar y, al mismo tiempo, también incluir tu identidad corporativa y de marca. Si escogieses el nombre equivocado, podrías ser objeto de chistes, mala publicidad e incluso de una bancarrota total.

Aunque muchos nombres malos surgen como consecuencia de una mala planificación, hay otros que son por accidente o el resultado de diferencias culturales, especialmente cuando se trata de idiomas. Asegúrate de que cuentas con una buena agencia de naming. Teniendo en cuenta estos aspectos, probablemente evites un naming desastroso. A continuación, te presentamos tres de los naming más desastrosos de la historia.

  1. Ayds

Ayds fue creado originariamente por The Campana Company y se comercializó por primera vez en los años 30. Se publicitó como un supresor de apetito que podía complementar tu dieta y fue muy popular hasta principios de los 80. Pero ¿qué pasó con esta marca? En cuanto al producto como tal, nada. Desafortunadamente, sus clientes comenzaron a cambiar a productos alternativos cuando una nueva enfermedad comenzó a llenar los titulares de todo el mundo. Como resultado, la compañía no pudo continuar comercializando el suplemento, debido a la asociación que ahora hacía el público con el nombre.

Se podría argumentar que este nombre en particular tuvo muy mala suerte, especialmente si se considera el éxito que vivió la compañía antes de la década de 1980. Habría sido casi imposible anticipar tal circunstancia. Sin embargo, una caída de más del 50% en las ventas hizo que el producto fuera retirado del mercado. A pesar de no ser intencionado, Ayds fue ciertamente un naming desastroso.

  1. Bensi

Bensi fue el nombre de marca que Mercedes-Benz eligió para penetrar en el mercado chino. Eligieron este nombre porque pensaron que sería muy difícil para los clientes chinos pronunciar el nombre Mercedes-Benz cada vez que mencionasen la marca. Desafortunadamente, este nombre fue mal traducido en el mercado chino, y se tradujo como ‘’apresúrate a morir”, lo que produjo una primera impresión nefasta entre los consumidores chinos y obligó a la compañía a cambiar completamente su campaña de marketing.

Desde aquel primer desastre de naming, Mercedes-Benz ha tenido mucho éxito en el mercado chino, con un crecimiento de doble cifra en las ventas en 2019. Entre junio y agosto de 2019, vendieron un total de 181.233 vehículos. Afortunadamente Mercedes-Benz ya tenía mucho éxito en otros continentes. De lo contrario, no habrían sido capaces de recuperarse económicamente de este error.

  1. Cadabra

Aunque quizás nunca hayas oído hablar de la empresa Cadabra, te sorprenderá saber que, en realidad, es el negocio online más grande del mundo. ¿Sorprendido? Así se quedó también Jeff Bezos cuando, en su momento, puso el nombre de Abracadabra a la ahora compañía internacional Amazon. Más tarde, se acortó a Cadabra, que tuvo la URL Cadabra.com durante todo un año. El nombre en sí mismo no es especialmente atractivo para los clientes. Su pronunciación es muy similar a la pronunciación de las palabras inglesas cadáver o sujetador, para el sostén de las mujeres, una forma bastante extraña de promocionar una tienda de libros online.

Por suerte para muchos de nosotros hoy en día, Bezos se dio cuenta del problema con el nombre y finalmente lo cambió a Amazon, la compañía mundialmente conocida. Afortunadamente este problema se resolvió antes de que la empresa viviera un desastre. Después de todo, ver la palabra Amazon en nuestros paquetes es bastante mejor que Abracadabra o Cadabra.

Consecuencias de una mala estrategia de naming

Una mala estrategia de naming puede tener un impacto significativo en tu negocio, así como resultar en una estrategia de marketing completamente fallida. Un claro ejemplo de esto es el lanzamiento del Mitsubishi Pajero a principios de los 80. En inglés, la palabra Pajero no significa nada. De hecho, suena como un coche con estilo. Sin embargo, lamentablemente no significa lo mismo en español, lo cual tuvo varias consecuencias cuando se lanzó en el mercado español.

En español, la palabra es una traducción directa de un término peyorativo y bastante expresivo que tuvo como consecuencia un número extremadamente bajo de ventas. Como resultado, el Mitsubishi Pajero fue relanzado como MONTERO, una representación más acertada del vehículo.

Este es un claro ejemplo de que cuando se lanza un producto o una empresa en el extranjero, se requiere experiencia lingüística (con la que cuenta nuestro equipo multicultural de Little Buddha). Las barreras lingüísticas pueden provocar todo tipo de problemas y siempre se debe revisar para evitar lo que puede convertirse en errores muy caros.

Los nombres de empresa importan de verdad

Tanto si estás creando un nombre para representar tu marca como si quieres hacer un juego de palabras, recuerda que un nombre inapropiado o sugerente puede tener consecuencias en el éxito de tu negocio a largo plazo. Mientras que en algunos casos un nombre divertido puede tener un efecto positivo, en otros casos, puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. En general, se recomienda que te quedes con la opción más conservadora a la hora de elegir el nombre de tu negocio.

Sobre el autor: Bertrand Massanes | Managing Partner at Little Buddha
• Ex Managing Director at MPG art (Media Planning - HAVAS Media)

• Ex Marketing manager at Danone & Reckitt Benckiser Spain

• Ex Export Manager at Danone Paris & London
25 de mayo de 2020 | Naming
2020 A view of the future from c-level by Little Buddha ES

Tweets recientes:

Síguenos en Facebook:

Cómo afrontar una crisis económica

Consejos de profesionales C-level para afrontar una crisis de forma positiva

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros que sirven para una mejor accesibilidad y visualización del contenido, para mejorar nuestros servicios y para la recogida de estadísticas sobre tus hábitos de navegación. Si estás de acuerdo pulsa aceptar o sigue navegando.
Si deseas más información pulsa en POLITICA DE COOKIES.